INICIO

Rey Pastor según Manuel Vázquez del Río

Buenos toloxeños lo son en su mayoría, pero yo me voy a referir aquí a los que, a más de querer a su pueblo, se han destacado o descollado en alguna forma, principalmente a las personas de carrera, de épocas pasadas; en la actualidad hay muchas pero en otros tiempos escaseaban y tenían más mérito pues habían de salir, casi todos, de la masa de labradores y artesanos, los cuales aún no se habían separado como una clase, entre sus paisanos y parientes, más pobres, con lo que, a pesar de su elevación seguían formando una familia; ninguno renegaba de los suyos al elevarse, y eso honra a los toloxeños.
Quiero decir, ante todo, que un toloxeño de la familia Rey fue el padre del gran matemático Rey Pastor, ya fallecido, del cual existe en Madrid un Instituto que lleva su nombre. El padre de Rey Pastor fue contemporáneo y muy amigo del mío. Sentó plaza en el ejercito y llegó no sé si a Capitán. Anduvo tiempo por Aragón, donde casó, y en sus visitas a Tolox, de soltero, por San Roque, se reunía mucho con mi padre que se reía mucho de oírle extremar su acento castellano-aragonés con el cual le había dado por hablar. En lugar de pronunciar yo, pronunciaba o y repetía mucho la frase "cuando o estaba en Alcañizzz.." acentuando mucho la ese y la zeta. Murió mi padre sin saber que aquel amigo suyo de la niñez iba a ser el padre del gran matemático español.
En la época de Rey Pastor en Madrid, vivía allí también mi primo Manuel Vázquez Vázquez, nacido en Tolox y criado en Istán, doctor en Filosofía y Letras, hombre de talento excepcional, que no aprovechó por su falta absoluta de ambición, aunque llegó a adquirir fama entre matemáticos, y en el Tribunal de Cuentas, del que era funcionario. Su tiempo libre lo pasaba resolviendo problemas y estudiando y asimilando toda clase de conocimientos, con lo que llegó a ser una enciclopedia viviente, pero de una modestia excesiva y sin provecho, que nunca buscó.
Dirigía Rey Pastor la Revista Matemática, en la que se formulaban problemas, cuyas soluciones se publicaban en los números siguientes, dando preferencia a los más ingeniosos o más elegantemente expuestos, que con muchísima frecuencia eran los de mi primo, cosa que llamó la atención a Rey Pastor que se hizo amigo suyo. Recuerdo que le pregunté a mi primo que por qué no le decía a Rey Pastor que él era del mismo pueblo que su padre, y no olvido su contestación:
"Mira, primo, me dijo, si no se ha dignado visitar nunca la patria chica de su padre, es que no ha heredado nada de toloxeño, y no merece la pena decirle nada, pues incluso podría sentirse molesto por el origen campesino de su padre".
¡Pero no fue así!, y el gran hombre, aprovechando su estancia en Málaga donde se celebraba un Congreso Matemático, vino a ver el pueblo de su padre, (Tolox tira mucho) y anduvo preguntando por familias de apellido Rey, que forman varias ramas, y en la suya, su pariente más próximo era una prima de su padre que estaba ausente, por lo que no hubo quién le diese razón. Luego he sabido que cruzó cartas con ella, de manera que sí tenía algo de toloxeño. Ya lo sabéis, cuando oigáis hablar del Instituto Rey Pastor en Madrid, se trata de un apellido Rey de nuestro pueblo.
Yo sentí mucho no haber estado en Tolox en esa ocasión, pues era el que le hubiese podido dar más datos, y mostrarle la casa de los Rey, donde los franceses mataron, cuando la invasión, a dos hermanos de ese apellido, según digo en la parte histórica.
También le hubiera podido contar alguna anécdota de su padre, que a mí me contó el mío, entre ellas el detalle curioso de que pretendió a una hermana de mi padre que no lo pudo aceptar por encontrarse ya comprometida, y decirle también que aquel amigo suyo de Madrid, que también resolvía sus problemas, era también del pueblo de su padre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario