INICIO

El Sol recorre el horizonte de Tolox

La humanidad siempre se ha sentido fascinada por la inmensidad del cielo, en especial por los astros. A lo largo de los siglos, todas las culturas y religiones han tratado de descifrar los enigmas que se ocultan en el firmamento. Desde la Prehistoria hasta la actualidad, las estrellas han adoptado un papel fundamental en el comportamiento social y cultural de la humanidad.
Y si existe un astro que haya aportado más simbología a los seres humanos ese es el Sol. Es de fácil apreciación que el Sol ha sido objeto de reverencia en todas las culturas antiguas. Lo encontramos en América, Japón, India, Egipto, África, Europa... Es algo universal. Incluso aún hoy mantenemos costumbres que vienen de antiguos cultos solares, o peregrinar a lugares simbólicos siguiendo su periplo, etc.
Por este motivo, y gracias a nuestro amigo Miguel López Portillo, que nos ha proporcionado estas fantásticas imágenes, hemos realizado una especie de viaje, acompañando al astro rey durante su periplo anual. En este montaje aparecen tres soles, a saber:
  1. Uno es el que tiene lugar durante el amanecer del 20 o 21 de junio. Es cuando se produce el solsticio de verano, cuando el sol alcanza su máxima altura en el hemisferio norte. Es también cuando hay más tiempo de luz, lo que solemos denominar cuando el día es más largo. Ese día el Sol alcanza su cénit al mediodía en las coordenadas 23º 26′ 14″ norte, la línea imaginaria que conocemos como Trópico de Cáncer. A partir de esa jornada el sol irá descendiendo por nuestro horizonte.
  2. El siguiente sol tiene que ver con la entrada del otoño o la entrada de la primavera, la altura en el horizonte es la misma. Normalmente esto tiene lugar sobre el 22 o 23 de septiembre y sobre el 20 o 21 de marzo. Durante estas fechas el día y la noche tienen una duración aproximadamente igual. Cuando la primavera llega al hemisferio norte en el Polo Norte comienza un día que tedrá 6 meses de duración, en el Polo Sur ocurre lo contrario. Durante ese día el Sol alcanza su cénit al mediodía en la coordenada 0°, la línea imaginaria que conocemos cono Ecuador.
  3. El tercer y último sol corresponde con el amanecer del 21 o 22 de diciembre. Es cuando se produce el solsticio de invierno, cuando el sol alcanza su mínima altura en el hemisferio norte. Es también cuando hay menos tiempo de luz, lo que solemos denominar como el día más corto del año. Ese día el Sol alcanza su cénit al mediodía en las coordenadas 23º 26' 14" sur, la línea imaginaria que conocemos como Trópico de Capricornio. A partir de ese día el sol irá ascendiendo nuestro horizonte.
Ese viaje que realiza el Sol siempre ha fascinado a la humanidad. Es tal su fuerza que muchas de nuestras conductas se han establecido siguiendo el peregrinaje anual del Sol. Nuestro propio calendario es solar. Hasta hay un dicho muy popular que decía "trabajar de sol a sol", que tenía sobre todo más importancia en la época anterior a la revolución industrial, cuando el astro rey controlaba la vida cotidiana de la humanidad.
Por este motivo vamos a dedicar este homenaje a ese compañero sin el cual sería imposible la vida en nuestro Planeta, y a ese viaje anual que realiza puntual sobre nuestro horizonte. Nuestro Sol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario