INICIO

Coste total de mi despido del centro Guadalinfo de Tolox

Ya ha transcurrido más de un año de mi despido como Agente de Innovación Local del centro Guadalinfo de Tolox. Desde mayo de 2006 había desempeñado mi labor, cumpliendo siempre con los objetivos que me exigían y siguiendo un estricto plan de formación continua. No obstante, el nuevo equipo de gobierno que entró en 2015 consideró que algunos trabajadores del Ayuntamiento debían ser expulsados para poner a otros. En anteriores ocasiones he adjuntado diversos documentos, tanto de mis cumplidos y sobrados objetivos en el proyecto Guadalinfo como de mi formación. Ahora toca hablar de cuánto le ha costado finalmente a los tolitos mi despido por parte de este equipo de gobierno. Probado ya por sentencia judicial que lo mío fue un DESPIDO (y no una finalización de contrato como en principio argumentaron), como otros que han habido y también han sido demostrados mediante sentencias judiciales, aunque estos dos últimos fueron declarados Despidos Nulos. Ahora os muestro mi currículo, aunque ya en otra ocasión os lo enseñé. Este currículo es de comienzos de 2016, el que tenía cuando me despidieron. Durante el pasado año he realizado algunos cursos más y tengo otra experiencia laboral:
Pero antes de concretar las cifras de mi despido no quiero pasar por alto la contestación dada sobre este tema en el Pleno del Ayuntamiento de Tolox, un espacio elegido por los tolitos para que los representen. En una sesión plenaria que tuvo lugar el día 7 de octubre de 2016 la oposición hizo la siguiente pregunta al alcalde (sic): ¿A cuánto asciende los gastos totales del Ayuntamiento por los despidos efectuados en el inicio de esta legislatura, entendiendo como gastos totales los de abogados, costas, indemnizaciones, y todo lo relacionado?
En el siguiente pleno que hubo esta fue la contestación del alcalde (sic): Los gastos por los despidos ascienden a 23.889 euros pagados al encargado de Guadalinfo. Los otros dos despedidos no han originado gastos porque al incorporarse de nuevo a su puesto de trabajo se ha recuperado el dinero de las indemnizaciones que recibieron.
Me sorprende mucho esta respuesta que es, como vosotros vais a comprobar, mentira. Me resulta inconcebible que tal difamación se suelte tan a la ligera en un lugar donde los tolitos somos representados. ¡Pero esto es lo que tenemos! No deseo entrar mucho en los otros dos despidos, donde según el equipo de gobierno no se han incurrido en gastos. Es decir, y sin profundizar en el asunto, el alcalde quiere hacernos creer (he escrito alcalde y no encargado del ayuntamiento, que es como denominó mi puesto al hablar de Guadalinfo. Y es que siguiendo su discurso podía haberlo calificado de esta manera), pues eso, el alcalde pretende hacernos creer que dos personas que han estado siete y ocho meses respectivamente de "vacaciones pagadas" no han costado nada a los tolitos. Ya lo sabéis, cuando os avisen desde el ayuntamiento de Tolox a echar unas peonadas no vayáis, que es mejor estar en casita, pero que os ingresen el dinero en vuestras cuentas como si hubieseis trabajado. ¡Según el equipo de gobierno esto no incurre en gastos! Vaya manera de administrar el dinero de todos.
Ahora toca por fin hablar de los, según el alcalde, 23889 euros que ha costado a los tolitos mi despido como Agente de Innovación Local del centro Guadalinfo de Tolox. Y para demostraros la verdad voy a utilizar documentos para que conozcáis hasta el último céntimo lo que ha supuesto este despido. Pero tenéis que comprender que esto no es un capricho de un grupo de trabajadores, estos gastos vienen amparados por sentencias judiciales que nos protegen precisamente de empresas o administraciones que pretenden pisotear nuestros derechos. Derechos que son de todos nosotros y no de algún trabajador en especial.
Para averiguar el coste de mi despido solo tenemos que sumar tres cifras, como mucho cuatro. Estoy convencido que cualquier alumno de primaria podría hacer esta sencilla operación matemática sin dificultad, sin necesidad de ningún medio electrónico, con un lápiz y una hoja de papel, como se ha hecho durante muchos años. Quiero pensar que el equipo de gobierno, con el alcalde a la cabeza, también saben hacer esto. 
La primera cifra que tenemos es la correspondiente a la indemnización por cese que me dieron en la nómina de diciembre de 2015. Esta cifra ascendió a 3481,06€. Y como he dicho que todo iba a estar documentado aquí pongo el primero para que vosotros mismos lo verifiquéis. 
La segunda cifra a sumar viene ya en la sentencia, donde una jueza dictaminó que lo mío fue un DESPIDO improcedente. Aquí se instaba al ayuntamiento a que me readmita en mi puesto o al pago de una indemnización cifrada en 20899,80€. Y para no ser menos en este documento podéis constatar lo que expongo. Seguro que vosotros mismos llegáis a la suma total casi antes que yo termine este escrito. 

Y la tercera cifra que hay que sumar es 3134,97€ que se debe a que el ayuntamiento no pagó en el espacio establecido. Tenían dos meses para abonar la cantidad de 20899,80€ y pasado este tiempo mi abogado tuvo que pedir una ejecución de la sentencia que supuso un gasto adicional a las ya, según el equipo de gobierno, maltrechas arcas municipales. Pero para subirse el sueldo y despedir trabajadores si hay dinero... Aquí el documento que evidencia este dato.
Ya tenemos las tres cifras de la que os hablé. Y ahora que disponemos de los ingredientes los unimos y tenemos el siguiente resultado. ¿A que es fácil la suma? Si las matemáticas y/o la economía fuera esto casi todos estábamos de presidentes del banco mundial. No obstante vamos a hacerlo más sencillo todavía: 3481,06 + 20899,80 + 3134,97 hacen un total de = 27515,83€. Esto, y no 23889€ (cantidad que no se muy bien de dónde sale) es lo que ha costado, de manera directa, mi despido por parte de este equipo de gobierno y que por desgracia tendrán que pagar todos los tolitos. Porque con esa cantidad, bien administrada, que es lo que deberían y como mínimo debemos exigirles, se pueden hacer muchas cosas. ¡Pero esto es lo que tenemos!
Aunque a este coste también podríamos añadir otro gasto: la paga extra de 2012. Esta paga no se abonó en su tiempo pero una ley del gobierno obliga a que se haga efectiva. Evidentemente si yo hubiera seguido trabajando, y dada la escasa empatía y ligereza con la que actúa este equipo de gobierno, no la hubiese reclamado. Pese a ser un derecho de los trabajadores. Pero en la tesitura en la que me encontraba me dije: "perdidos al río" y reclamé lo que de por sí es justo. Como es un derecho no tuvieron más remedio que abonarla, ya no me podían despedir otra vez, y la cuantía de esta paga extra ascendió a 1364,21€. Esto ya aumenta la suma a 28880,04€. Trabajadores del Ayuntamiento de Tolox: la paga extra de 2012 sí os corresponde. ¡Es un DERECHO!
A este montante final que casi se aproxima a los 29000€ habría que agregar cantidades que no podría concretar con exactitud, pero son dineros que tendría el ayuntamiento que devolver por haber tenido el centro Guadalinfo de Tolox cerrado durante casi tres meses y medio y por no haber presentado toda la documentación del año 2015. Una cifra que no podría asegurar pero que puede superar unos cuantos miles de euros. Posiblemente al final, entre gastos directos perfectamente documentados y otros indirectos que no sabría cuantificar, la suma que les va a costar a los tolitos mi despido del centro Guadalinfo y el cierre de sus instalaciones durante casi tres meses y medio podría situarse entre los 35000 y 40000€. ¡Pero esto es lo que tenemos!
CONCLUSIONES
Mi despido ocurrió el 31 de diciembre de 2015 pero en realidad esto se llevaba fraguando meses, desde que el nuevo equipo de gobierno accedió al poder. En ese último semestre de 2015 me era casi imposible ponerme en contacto con ellos. Cuando enviaba algún mensaje o llamaba por teléfono al concejal de cultura el silencio era la respuesta. ¡Me estaban aislando! Eran señales de alerta que ya me avisaban que algo raro ocurría. El colmo de todo fue durante el mes de diciembre de 2015 (poco antes de ser depedido), cuando estaba ultimando la maquetación de la Carta de Tolox se presentó en el centro Guadalinfo alguien para saber qué programa utilizaba y como la hacía. ¡Dos años mejorando la Carta de Tolox y nadie se había interesado jamás en como la maquetaba, y de repente...! Estaba claro que ya sabían algunos cual era mi destino. 
No obstante quiero que sepáis que mi despido, como ya he expuesto en líneas anteriores, ha costado a las maltrechas arcas de Tolox 27515,83€. Si el alcalde, el concejal de turno, algunos de sus acólitos, ya sea desde el ayuntamiento, la calle, o cualquiera de los "bares asociados", os dan una cantidad menor, como la que ofreció el alcalde en el Pleno del Ayuntamiento de Tolox (cuestión que me resulta bastante grave), os están mintiendo. ¡Es falso! Y esto os lo he demostrado con papeles, documentos que ha emitido un juzgado. Huelga decir que esta documentación judicial la tiene el equipo de gobierno.
También son mentiras las excusas que buscaron para disimular mi despido. Para hacerlo realizaron un escrito donde, entre los muchos camelos que inventaron para explicar mi cese y el cierre durante tres meses y medio del centro Guadalinfo de Tolox podemos destacar el siguiente (sic):
"Pedimos disculpas por los trastornos ocasionados a los usuarios durante este tiempo de inactividad, debido a la espera de renovación de la orden de subvenciones para dinamización de la Red de Centros de Acceso a Internet (Guadalinfo), la maltrecha situación económica en que se encuentra este Ayuntamiento hacía inviable el hacer frente a un gasto mensual de 1700 euros aproximados para el sueldo del dinamizador, mas todos los demás gastos derivados del mantenimiento de esta actividad, mientras no se renovase dicha orden."
Es decir, según el equipo de gobierno el año pasado el centro Guadalinfo de Tolox se cerró el 1 de enero de 2016 debido a que la orden de subvenciones no había salido aún y el ayuntamiento no podía hacer frente a un gasto mensual de 1700 € más gastos derivados, bla, bla, bla. En este sentido es importante que sepáis que la orden de incentivos que regula los centros Guadalinfo de este año, la de 2017, aún no ha salido y, por lo que escucho de otros antiguos compañeros, no se la espera. Nos encontramos en la misma coyuntura que el pasado año. ¿Es que el ayuntamiento de Tolox ya no tiene problemas monetarios? ¿Ya pueden hacer frente a ese enorme gasto? Rotundamente no, la explicación es mucho más simple: este año ya no tienen que despedir al dinamizador.
Además de los 27515,83 € que ha costado mi despido a las "maltrechas arcas municipales", y hablamos de gastos directos, podríamos sumar otros gastos indirectos. Uno la paga extra de 2012, que es un derecho, no un antojo, y es que una vez despedido no me iban a volver a echar. Y otra cuestión es el dinero que tendrán que reintegrar por haber tenido el centro cerrado, devolución a la que habrá que añadir generosos intereses y que demuestra una nefasta gestión de parte de este equipo de gobierno. Si sumamos todo esto, gastos directos (perfectamente documentados) y gastos indirectos, mi despido del centro Guadalinfo de Tolox puede fijarse entre los 35000 y 40000 €.
Por otra parte insinuar, como ha hecho el alcalde en sesión plenaria, que los otros dos despidos nulos no han costado dinero a los tolitos es además de falso tomarnos por necios. Dos personas han estado 7 y la otra 8 meses sin trabajar, en una especie de "vacaciones forzadas y remuneradas". El ayuntamiento tiene que abonar la seguridad social de estos trabajadores como si hubiesen estado trabajando y, además, pagarles su salario. ¿Pensáis que esto ha salido gratis? No, esto seguramente superará los 25000 €.
Es decir, todo esto le ha costado a los tolitos, entre el despido consumado y los dos despidos frustrados, más de 60000 €. Más de diez millones de las antiguas pesetas. ¡Cuántas cosas se pueden hacer con este dinero! Con esa riqueza bien administrada, bien gestionada, se pueden realizar multitud de actividades, afrontar ligeras reformas, pagar algunas deudas... Pero sobre todo se pueden dar muchos jornales. Muchas personas en desempleo, que necesitan trabajar aunque sea una quincena, podrían beneficiarse de estos más de 10.000.000 de las antiguas pesetas. Cuando vayáis a pedir trabajo al ayuntamiento y os digan que no hay preguntarles si van a derrochar más dinero, o sacarlo de vuestros jornales para despedir a otros o a los trabajadores que en su día no pudieron echar. Demandarles si no es mejor invertir ese dinero en el bien común. Utilizad el haber más preciado que tenemos, la palabra, para pedir explicaciones.
¿Consideráis que esto es gestionar bien el erario público? ¿Pensáis que esta es la mejor manera de usar vuestro dinero? Podemos comprender que un puesto de trabajo que no aporte beneficios, que solo genere gastos, se transforme o anule. Pero ¿Es necesario quitar a unos trabajadores para poner a otros?¿Creéis que esta es la mejor manera de tratar a esos trabajadores? ¿Qué diferencia hay entre estos trabajadores, cuyos derechos han sido pisoteados, con los demás que aún están trabajando? ¿Es que estamos menos formados? ¿Es que no hacíamos bien nuestra labor? En fin...
Vamos a ir finalizando. En este discurso hay dos grandes lineas argumentales. Una, que considero no tan primordial en el escrito, se basa en la opinión y la otra, la más importante, está cimentada en hechos. Sobre la primera, la opinión, yo tengo la mía y los demás tienen la suya. Y todas son válidas. La mía no es mejor que la de los demás. Y si alguien os cuenta que en su razonamiento es objetivo no está diciendo la verdad. Yo no puedo ser objetivo. Mi opinión no es objetiva. El equipo de gobierno tampoco es objetivo. Y si leéis las valoraciones de cada uno podréis sonsacar quien se decanta por una parte u otra no porque yo o el Ayuntamiento tengamos la razón, sino por la afinidad que cada uno tiene hacia una de las dos partes. Por eso solo os pido que leáis toda la información, analicéis lo ocurrido, y después saquéis vuestras propias conclusiones. Vuestra propia opinión. Yo estoy dispuesto a resolver cualquier duda que tengáis.
Pero no olvidéis que a veces la opinión que tenemos sobre algo puede basarse en la posición de dominio que cada parte tenga. Será por eso que a quienes nos gusta el fútbol solemos inclinarnos por el Madrid o el Barça, al fin de cuentas estos equipos casi siempre ganan títulos. Además el ayuntamiento de Tolox es quien puede ofreceros trabajo, yo no lo puedo hacer. El equipo de gobierno de Tolox parte de una clara posición de dominio. Pero de esto era consciente desde el primer día que comencé a reclamar mis derechos.
La otra gran linea argumental, la que estimo más importante, son los hechos, los documentos. Y estos documentos ya os lo he enseñado. En realidad siempre os he mostrado todo: mi currículo, los objetivos cumplidos durante mi trabajo en el centro Guadalinfo de Tolox, etc. Y una vez interpuesta la denuncia, en este escrito, os expongo las cuantías que el juzgado ha sentenciado. Todos estos documentos que os he ido presentando en mis mensajes no son una opinión. Estos son hechos.
No se que me deparará el futuro. Quizás esa incertidumbre sea lo estimulante de la vida. Al final es como ver una película por primera vez, sin saber que acontecerá el próximo fotograma. Desconociendo dónde estaremos el día de mañana. Pero suceda lo que suceda siempre llevaré Tolox en mi corazón. Es mi pueblo, donde tengo mis raíces, donde siempre he deseado vivir. Os doy las gracias por todo y si alguna vez necesitáis algo y yo os puedo ayudar ya sabéis dónde encontrarme. En realidad estoy siempre cerca de Tolox.
Y recordad, con este nuevo equipo de gobierno no os conviene ser osados. Como decía un anuncio televisivo: "la potencia sin control no sirve de nada". Pero no dejéis que pisoteen vuestros derechos. El miedo solo genera más miedo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario