INICIO

Desmontando errores y aportando datos sobre mi despido del centro Guadalinfo de Tolox

Preámbulo

El día 11 de abril en la web del Ayuntamiento de Tolox salió una información motivada por la reapertura del centro Guadalinfo. Con el fin de desmontar errores, por no utilizar alguna otra palabra más dura, por ejemplo falsedades, mentiras, etc, y de aportar más datos me dispongo a realizar este escrito. Antes de nada os advierto que nadie es objetivo y todos, de una manera más o menos conscientes, intentamos hacer ver que nuestras palabras son las auténticas. Por este motivo lo único que espero es que leáis la información, la meditéis, y con los elementos de juicios que creáis indispensables toméis vuestras propias decisiones; las vuestras, no las del ayuntamiento o las mías. No obstante estoy convencido que a los nuevos partidarios y palmeros de la actual corporación no los voy a convencer, ya sean verdad o no mis referencias. Además, muchas de estas personas, si seguimos su trayectoria histórica, han estado hace 35, 25, 15, 10 años, apoyando y alabando las acciones de las corporaciones del momento. Podríamos decir siguiendo la versión darwiniana, dentro de las teorías de la evolución que tratan sobre los que mejor se adaptan, que estos son unos supervivientes ya que siempre estarán orientados hacia el sol que más calienta. Sin más demora expongo la noticia aparecida el 11 de abril de 2016. En negrita subrayamos los "errores" cometidos:

REAPERTURA CENTRO GUADALINFO
Conscientes del trastorno que se ha ocasionado con el cierre temporal de las instalaciones del centro Guadalinfo, desde este Ayuntamiento se ha trabajado en la agilización de las gestiones necesarias para su reapertura, y es hoy lunes día 11 de abril cuando se ha procedido a la reapertura al público de las instalaciones.
Mucho se ha dicho y escrito sobre este asunto y mucho ha sido el revuelo que se ha levantado, es por eso que desde este Equipo de Gobierno queremos transmitiros que estamos a disposición de todos vosotros (por la vía que estiméis oportuna: email, teléfono, redes sociales, cara a cara…) para explicaros todos los pormenores sobre este asunto.
Desde que este equipo de gobierno tomó posesión, los puestos de trabajo que se han cubierto han sido ofertados mediante convocatoria pública, y seleccionados mediante proceso selectivo legal, optándose en unos casos por la contratación de una persona seleccionada y en otros por la creación de una bolsa de trabajo.
De igual modo se ha hecho en este caso, en el que se ha elegido a la persona más adecuada para el cargo mediante un proceso selectivo orquestado y asesorado por el Consorcio Fernando de los Ríos, (ente encargada de la gestión y coordinación de los centros Guadalinfo) y mediante un tribunal selectivo compuesto por parte del funcionariado del Ayuntamiento, por un Técnico solicitado a Diputación cedido desde el Ayuntamiento de Alhaurín y por el Coordinador de Centros Guadalinfo de la Zona de Málaga. (no obviar que este hombre ha sido y es actualmente el “superior o jefe” del anterior Técnico Guadalinfo y que en la entrevista personal ha valorado a dos personas con mejor preparación que él, para ocupar el cargo)
Como podéis comprobar en el acta que se adjunta a esta publicación, ningún cargo político ha tenido nada que ver en el proceso selectivo, es comprensible el malestar de la persona afectada con la no renovación de contrato, (ojo, no despido) sin embargo, es incomprensible el menosprecio con el que se está tratando a las demás personas que se han presentado a esta oferta pública de empleo, que tienen el mismo derecho a ostentar ese puesto de trabajo en razón de su formación y meritos profesionales.
Pedimos disculpas por los trastornos ocasionados a los usuarios durante este tiempo de inactividad, debido a la espera de renovación de la orden de subvenciones para dinamización de la Red de Centros de Acceso a Internet (Guadalinfo), la maltrecha situación económica en que se encuentra este Ayuntamiento hacía inviable el hacer frente a un gasto mensual de 1700 euros aproximados para el sueldo del dinamizador, mas todos los demás gastos derivados del mantenimiento de esta actividad, mientras no se renovase dicha orden.
Volvemos a reiterar nuestra entera disposición a explicar uno a uno y detalladamente todos los pormenores de este asunto. Gracias por su atención.

DECÁLOGO DE ERRORES

Continuamos ahora desmontando errores y/o aportando datos:

- Primer error: cierre temporal de las instalaciones del centro Guadalinfo.
En los casi diez años que llevaba el centro Guadalinfo de Tolox jamás se han cerrado sus instalaciones. Aquí había otro interés, como la gran mayoría de vosotros sabéis. 

- Segundo error: hoy lunes día 11 de abril cuando se ha procedido a la reapertura al público de las instalaciones.
Esto es un error en el sentido que el centro Guadalinfo de Tolox nunca se debió cerrar. De hecho la mayoría de los centros Guadalinfo de Andalucía permanecieron abiertos y decir que la orden de incentivos no había salido no es suficiente. En julio de 2015, y en otras etapas anteriores, también esa orden salió tarde y no se cerró jamás el centro Guadalinfo de Tolox. Aquí había otro interés oculto que era mi despido, como ya sabéis la inmensa mayoría, y para satisfacerlo se ha tenido al pueblo de Tolox casi tres meses y medio sin un servicio tan indispensable como este. Nada que ver con el cercano pueblo de Yunquera, por poner un ejemplo, que no cierran ni en vacaciones.

- Tercer tema: estamos a disposición de todos vosotros.
Faltaría más, yo también estoy a vuestra disposición, por las vías que creáis convenientes, a aportar información y solucionar cualquier tipo de dudas. Aunque aquí, mucho me temo, que es la lucha de David contra Goliat. Y todos sabéis cuál es la parte débil y la parte fuerte. Pero desde que el juzgado dictaminó que lo mío es un DESPIDO, sumado a otros casos que han o están por venir, lo de “estamos a disposición de todos vosotros” se ha esfumado...

- Cuarto error: los puestos de trabajo que se han cubierto han sido ofertados mediante convocatoria pública.
Este puesto no había que cubrirlo ya que estaba cubierto y, como intentaré demostrar, por una persona que cumplía con sus objetivos y con una excelente formación. Además, esto sólo ha ocurrido con los trabajadores que este equipo de gobierno han querido echar para colocar a sus allegados. Los demás puestos, tocamos madera, se han salvado y no se ha realizado ninguna convocatoria pública. Al menos por el momento. Y por supuesto, a los familiares del equipo de gobierno no les afecta esta medida.

- Quinto error: mediante proceso selectivo legal. 
Para que un proceso selectivo sea legal se debe de realizar de una manera completamente diferente a como se ha efectuado. De hecho me planteé seriamente impugnar la convocatoria ya que según mi abogado cualquier juez la hubiera echado para atrás. Pero estamos hablando de un procedimiento de cierta duración, posiblemente de más de un año, que a mí no me garantiza nada: yo no voy a entrar a trabajar en ningún puesto convocado por esta corporación, eso lo tengo clarísimo. Y mientras que el Ayuntamiento juega con el dinero de todos yo tengo que sufragar los gastos de mi propio bolsillo. Así que después de hablarlo con mi abogado y de sopesar los pros y los contras preferí no impugnar este, según el Ayuntamiento, “proceso selectivo legal”.

- Sexto error: proceso selectivo orquestado y asesorado por el Consorcio Fernando de los Ríos.
Este “proceso selectivo” ha sido orquestado y asesorado, eso es verdad, por el ayuntamiento de Tolox, no por el Consorcio. El lunes 21 de diciembre de 2015 un importante jefe de área del Consorcio Fernando de los Ríos llamó al alcalde de Tolox para comunicarle que no tenían porque hacer convocatoria, que yo cumplía con los objetivos y estaban completamente satisfechos con mi trabajo. ¿Entonces, quién ha orquestado esto? Os lo digo yo sin miedo a equivocarme: ha sido el equipo de gobierno del ayuntamiento de Tolox. Aquí adjunto los objetivos de trabajo de estos dos últimos años. Como podéis observar el centro Guadalinfo de Tolox ha cumplido de manera sobrada con estos indicadores. Y esto no es baladí, muchos ayuntamientos han tenido que devolver un tanto por ciento importante de la subvención porque su dinamizador no ha cumplido con los objetivos de trabajo. 

 
En el cuadro rojo está la realidad del Centro Guadalinfo de Tolox y a la derecha los objetivos que se deben cumplir. Los últimos seis meses de 2015 tuvimos unos objetivos distintos. Como podéis observar, esto es un dato objetivo (valga la redundancia), están muy por encima de lo que se pide. Y hay una referencia que falta, que aquí no aparece, y es el tanto por ciento de los usuarios del centro guadalinfo de Tolox: se pide un 40% y estamos por encima del 62 %. Y lo paradójico de todo es que este indicador ya lo tiene conseguido quien ha entrado en el centro, sin hacer ningún esfuerzo. ¡Después de casi 10 años de trabajo, así es la vida!

 - Séptimo error: no renovación de contrato, (ojo, no despido).
Como podéis ver en esta imagen que aporto una sentencia judicial dictamina que mi “no renovación de contrato (ojo, no despido)” ha sido un DESPIDO IMPROCEDENTE. Y esto también es otro dato objetivo ya que ha sido una magistrada juez quien así lo ha sentenciado siguiendo las leyes laborales que existen en nuestro país, no he sido yo o algún enemigo del Ayuntamiento de Tolox. Pero seguro que los más acérrimos al nuevo equipo de gobierno culpan a los trabajadores de todo esto.


- Octavo error: es incomprensible el menosprecio con el que se está tratando a las demás personas que se han presentado.
Y me hago esta pregunta, trasladando la consiguiente inquietud a los que se presentaron y a todos los demás, cuando comencé, allá por finales de diciembre de 2015, a hablar con diversas personas sobre mi despido (teniendo en cuenta, como todos sabéis muy bien, que ya se estaban produciendo otros despidos muy sonoros) ya me comentaron algunos quién iba a ser el nuevo dinamizador del Centro Guadalinfo de Tolox. ¡Como así ha sido! Y, retomando la cuestión, ¿no es esto un más claro menosprecio hacia todos los demás, hacia todos los que se presentaron? Podían haberlo puesto directamente, sin más dilación, y el centro no hubiera estado cerrado casi tres meses y medio. De hecho, por incluir una breve nota graciosa a todo esto, yo me habría además ahorrado casi diez euros, que es lo que me costó fotocopiar todo mi currículo.

- Noveno error: maltrecha situación económica.
Esto suena un poco a broma ya que a los tolitos se les informa de una maltrecha situación económica, a muchos colectivos se les pide moderación, mientras que el equipo de gobierno se sube el sueldo y, debido a anteponer sus deseos personales a cualquier otra tesitura tienen que hacer frente a fuertes indemnizaciones económicas. Aquí se cumple el dicho: "No quieres caldo, pues toma dos (o más) tazas".  

- Décimo error: hacer frente a un gasto mensual de 1700 euros.
La subvención que llega a los ayuntamientos es anual, posiblemente no viene con la celeridad que las corporaciones la requieren pero llegar si llega. Esto quiere decir, con el fin de que lo entendáis, que para el 2016 viene la subvención, aproximadamente un 66,6% de la Junta y el 33,3% restante de la Diputación de Málaga. Pero al final del ejercicio el Ayuntamiento de Tolox tiene que justificar la subvención. Y esto significa que en este año de 2016 tendrá que devolver los meses que ha estado el centro Guadalinfo cerrado, como mínimo: enero, febrero, marzo y los primeros 10 días de abril. Decir que no pueden hacer frente a un gasto que está subvencionado es... ¿Cómo lo llamariais vosotros? 

¡CONCLUSIONES!

En este angustioso proceso, al menos para mí, ha habido un claro ganador, el ayuntamiento, aunque más que el Ayuntamiento habría que puntualizar y centrarnos en la actual corporación. Este nuevo equipo de gobierno se ha propuesto eliminar a los trabajadores que por diversas razones no les convienen y para esto no han dudado en socavar sus derechos laborales, como ha pasado en mi caso y ha quedado patente por medio de una sentencia judicial (vendrán aún más), además de mostrar una nula empatía hacía un grupo de personas que realizaban bien sus funciones.

Como ya habéis podido comprobar, hablando de mí, que es el caso que mejor conozco, tanto los objetivos que debía cumplir cuanto la formación que debía tener (mi currículo, a diferencia de otros, ha estado y está a vuestra disposición) estaban ampliamente superados. Incluso os propongo un reto: ir por los centros Guadalinfo que tenemos en nuestra provincia y averiguar a cuántos dinamizadores han echado. Tranquilo, no os hará falta contar mucho ¿Entonces, tan mal he hecho yo mi trabajo para que pese a cumplir con creces con los objetivos y estar perfectamente formado me despidan? Lo dicho, no se trata de eso, se trata de eliminar a los que no quieren sin importar sus derechos laborales y careciendo de cualquier tipo de empatía. Y si hay que pagar que paguen los tolitos...

Y ha habido un claro perdedor, el pueblo de Tolox. Además de los casi tres meses y medio que ha estado el centro cerrado habrá que sumar las diversas indemnizaciones que el Ayuntamiento deberá acometer. Por lo pronto, y centrándonos en el tema de Guadalinfo, entre la indemnización y lo que tienen que devolver por haber estado casi tres meses y medio cerrado el centro superamos los 30.000 euros. Con tal cuantía se podría mantener más de un año y medio abierto el centro sin necesitar ningún tipo de subvención y hasta sobraría dinero para otros menesteres. Aquí os pondré la indemnización que me corresponde según la jueza que ha estudiado y ha sentenciado mi caso, en concreto es de 24.371€. En principio me dieron, en la nómina de diciembre, 3481€ como indemnización. Como yo no estaba de acuerdo denuncié y la jueza, además de esa cantidad, ha dictaminado que me tienen que dar 20.900€ más. Estas dos cifras suman 24.371€.

Por lo pronto estoy a la espera de que ingresen en la cuenta del juzgado la cantidad de 20.900€, la otra ya me la abonaron. Y si esto no sucede antes del periodo estipulado habrá que sumar los intereses del dinero más dos puntos. Ya veremos lo que ocurre en este pago.


Pero podéis estar seguros que este despilfarro no lo paga el alcalde, ni el equipo de gobierno, y dudo que vayan a prescindir de sus honorarios durante unos meses, ni mucho menos que se rebajen el sueldo... Tal suma la pagaremos entre todos. Y esto es solo la punta del iceberg, la traca final aún está por venir. Y lo más terrible es que no me extrañaría que desde el propio ayuntamiento, amenizados por muchos de los “palmeros” que lo secundan, culparan a los trabajadores (el talón de Aquiles) de todo este desaguisado. Ya veremos por cuánto nos va a salir esta oleada de despidos y espero que la oposición ofrezca a los tolitos lo que esta corporación oculta.

Ojalá, me encanta esta palabra, yo sea el último trabajador echado por esta sinrazón del Ayuntamiento de Tolox. Aunque mucho me temo que esto no será así. Cuando en los últimos días de diciembre de 2015 estuve unos minutos en el despacho del alcalde éste, no se si en un acto de total prepotencia, imagino que esos sillones y tantos halagos crearán en algunos cierta aureola de infalibilidad, ya me comentó que aún quedaban trabajadores que debían echar. Y lo digo de corazón, ojalá esto sea un bulo de mi parte, pasaría por embustero pero no echarían a ningún otro trabajador. En cualquier caso esto significa que ya tienen desde hace tiempo, posiblemente incluso desde antes de ocupar sus sillones, un plan diseñado de los puestos de trabajo que deben vaciar para poner de esta forma a sus partidarios.

Y ahora además tocará aguantar lo que el equipo de gobierno y sus más fieles simpatizantes quieran decir de mí. De hecho a comienzos de junio un policía municipal, que pagamos entre todos, se desplazó desde Tolox a mi piso en Málaga para pasarme un comunicado. Uno de los requerimientos era que les informara sobre un equipo informático que echaban en falta. Es decir, a más de cinco meses de que me despidieran del trabajo, sin volver a pisar el centro Guadalinfo desde entonces, me hacen esta pregunta. Cuestiones como estas buscarán manchar mi nombre.

Lo paradójico de todo es que hay una frase muy castiza en nuestro vocabulario que declara que los niños y los borrachos dicen siempre la verdad. Siguiendo esta máxima a finales del verano pasado, estando en el centro Guadalinfo una tarde (ahora ni abren por las tardes), entró un niño hijo de un destacado concejal del equipo de gobierno y me dijo: Paco, yo tengo un portátil del Guadalinfo. Sí, le contesté asombrado. Y él me respondió: era de mi padre pero me lo ha dado.

Es decir, si esto es cierto y ese niño me dijo la verdad equipos informáticos que en marzo de 2015 (antes de que este equipo de gobierno entrara en el Ayuntamiento) habían sido repuestos por otros nuevos, que habían sido empaquetados y guardados en cajas y que según compromiso adquirido con el Consorcio Fernando de los Ríos debían servir para donarlos a asociaciones del pueblo o a dependencias municipales que lo necesitaran, pasan de manera indirecta a ser propiedad de algún hijo del equipo de gobierno. Es el mismo concejal que me llamó para que le formatease estos ordenadores a lo que me negué ya que no es mi trabajo hacer esto. Su contestación fue que tenía quien se lo iba a formatear, y es evidente que sí, lo tenían. Y lo siguen teniendo…

Si no encuentran algún equipo, o echan en falta algo lo mismo tendrían que empezar buscando en sus propias casas. Y si siguen sin encontrarlo que vayan a la Guardia Civil y lo denuncien pero que no se gasten el dinero de los tolitos en enviar policías a más de 50 km de distancia. Cuando se lo dije a mi abogado me contestó contrariado, ya que no entiende la manera de proceder del Ayuntamiento de Tolox, "querrán meterte miedo pero tu tranquilo". Y es que así funciona el pensamiento de estas personas que nos dirigen, TRANSMITIR MIEDO.

Lo que escribí hace unos meses lo suscribo ahora, no es tiempo de heroicidades, los que tienen un trabajo en un pueblo pequeño como Tolox y dependen del actual equipo de gobierno tienen que ser conscientes de sus limitaciones y tener miedo es algo normal. Pero que el pánico no os paralice, si lo hace ellos habrán ganado. Y no veo conveniente que decenios de lucha en busca de nuestros derechos laborales se vean pisoteados por la irrupción de una corporación que, os lo puedo asegurar, no va a estar para siempre. De hecho su nombre va a desaparecer y eso de Tolox Unido quedará sólo para sus amigos, la otra gran parte es otro Tolox. ¡Recordar que árboles más grandes han caído y vosotros lo sabéis muy bien!

Para cualquier tipo de dudas o ayuda que pueda ofrecer me tenéis a vuestra disposición. Muchas gracias por todo y siempre...¡Viva Tolox y Viva San Roque!

No hay comentarios:

Publicar un comentario